¡No me toques los huevos! y otros mitos sobre el colesterol

¡No me toques los huevos! y otros mitos sobre el colesterol.

Una de las creencias que tiene mucha gente sobre el colesterol es que es malo y provoca enfermedades del corazón, por lo que cuanto menos se consuma mejor.  Además, las empresas farmacéuticas hacen todo lo posible por mantener viva esta idea, ya que el año pasado el consumo de estatinas (fármacos específicos para disminuir el colesterol) fue uno de los más vendidos, dando millones de euros.

Por otro lado, y una mínima parte es consciente de los últimos estudios publicados, donde ya se demuestra que no hay relación entre los niveles de colesterol y las muertes por enfermedad cardiovascular.

Las enfermedades coronarias son el factor de muerte principal en los países desarrollados, por lo que hago estamos haciendo mal si el remedio fuera el uso farmacéutico. Hoy vamos a explicar uno los alimentos más cuestionados por su colesterol: El huevo.

Es cierto que la yema de un huevo suele aportar unos 300 mg aproximadamente de colesterol. Por esa cuestión, hasta no hace mucho, la recomendación de estos eran máximo 4 a la semana. Pero en los últimos años, ya se ha demostrado mediante estudios que este tipo de colesterol apenas influye en las enfermedades coronarias o hipercolesterolemia. No solo eso, sino que se ha demostrado que las propiedades del colesterol de la yema de huevo provoca beneficios en la salud como aumentar el HDL y disminuir el LDL, aportar grasas buenas, es una gran fuente de proteína, y ser ricos en vitaminas, entre otros.

Un mito que nos viene mucho a consulta es:

No voy a comer cosas con colesterol porque me aumentará mi colesterol.

Pues bien, la mayoría de los estudios que han salido recientemente, no encuentran relación entre la ingesta de colesterol y el colesterol en sangre, incluso en bastantes casos, se mejora el perfil lipídico general (reduciendo los triglicéridos y aumentando el colesterol HDL).

Nuestro propio organismo tiene un perfecto mecanismo de autocontrol, de forma que provoca la síntesis de colesterol cuando realmente lo necesita. De forma que cuanto más incluyas en la dieta, menos tendrás que producir, y al revés.

No tengas miedo a los huevos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button
1
🙋‍♂️ ¡Hola!,
Si tienes cualquier duda puedes preguntarme perfectamente.
Powered by