Cómo reconocer una dieta milagro
[INFOGRAFÍA] Cómo detectar una dieta milagro

¿Qué es una dieta milagro?

Lo cierto es que hay ninguna definición estándar de dieta milagro, sino que se basan en ciertas características para detectarlas. No osbtante podríamos definir una dieta milagro como aquel plan nutricional carente de personalización en el tratamiento y bases científicas sólidas para sustentarlo.

Si una dieta posee bases científicas sólidas que la apoyen pero carece de personalización lo que va a ser un milagro es que funcione. Por eso que una buena dieta deba cumplir esas dos condiciones:

  1. PERSONALIZACIÓN
  2. BASE CIENTÍFICA SÓLIDA

Lo cierto es que no solo los nutricionistas somos fanáticos de despotricar dichas dietas (¡qué menos!). No es menos cierto que también lo hacen médicos y endocrinos alzando la espada de su sabiduría con la que sentenciar de un golpe letal. Y digo yo…

  • ¿No es una dieta milagro aquella ofrecida sin más información tanto a mujeres de 80 kg cómo a hombres de 130?
  • ¿Con pan blanco y galletas María para desayunar?
  • ¿Que elimina el plátano y uvas, entre otras frutas?
  • ¿Que recomienda fiambre de pavo?

En fin, sin ánimo de ofender ni cebarme con nadie, los requisitos que debería  cumplir una buena dieta son:

  1. Asesoradas por una persona con titulación sanitaria. Preferiblemente dietista o dietista-nutricionista.
  2. Que la persona sepa cómo es tu día a día, patologías, costumbres y preferencias.
  3. Que la persona no te entregue la dieta al momento. Es un síntoma clarísimo de que esa dieta no es personalizada.
  4. No se basan en un solo alimentos o grupos de alimentos. Si solo comes manzanas te están engañanado.
  5. Si tienes problema para seguir la dieta te la adapta para facilitar la adherencia al tratamiento

Ahora sí que sí, la infografía (puedes descargarla aquí).

Como detectar una dieta milagro infogracía nutrición. Cínica nutricionista en Bilbao

Sentido común

Como podrás observar lo que debe imperar es el sentido común. Sé que nos encantan las cosas rápidas y nos gusta creer que podremos conseguir resultados fáciles y duraderos. El éxito de estas dietas no se basan más que en eso. Juegan con la desesperación de las personas por bajar de peso y/o mejorar su salud junto con las necesidad generada de conseguir resultados lo antes posible.

Es cierto que adelgazarás siguiendo este tipo de dietas, pero es solo eso, peso. y te pregunto:

¿Qué has perdido: agua, grasa o músculo? ¿Salud tal vez? ¿Tiempo que podrías haber dedicado en otros tratamientos útiles? ¿Dinero e ilusión?

Puntúa esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *